00:00

PROCLAMA 2018 8 DE MARZO DE 2018 DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA

 

Hoy conmemoramos 107 años del asesinato a manos de la patronal de las 123 compañeras y 22 compañeros textiles que reivindicaban la jornada de 10 horas y mejores condiciones de trabajo.
En 1975 la ONU institucionalizo el Día Internacional de la Mujer, en conmemoración de la lucha de la mujer por la igualdad con el hombre.
Convocamos a todas y todos los trabajadores remuneradas y no remuneradas, a unirse a redoblar la lucha en post de la igualdad de derechos y oportunidades.
No podemos negar los avances logrados en estos últimos años, pero lamentablemente los mismos no se han visto reflejados en los espacios de jerarquía y decisión de nuestra sociedad.
Como trabajadoras exigimos el reconcomiendo de nuestra militancia, entrega y compromiso por cada una las reivindicaciones de nuestra clase.
No somos mujeres trabajadoras para ocuparnos de los problemas solamente de las mujeres.
Somos trabajadoras organizadas con conciencia de clase y por tanto nos convoca cada uno de los problemas de nuestra lucha.
Desde los consejos salarios hemos reducido las desigualdades, desde los convenios colectivos hemos logrado la igual de remuneración para hombres y mujeres, pero aún nos queda mucho camino por recorrer.
Construimos clausulas desde donde se protege a las víctimas de violencia doméstica, trabajamos para que existan protocolos ante todo tipo de acoso y no exista ningún tipo de discriminación en el ámbito laboral.
En este sentido en la última ronda de NEGOCIACION COLECTIVA avanzamos.
Es nuestro plan de acción para la próxima ronda 2018, la más grande de la historia de nuestro país, es que todos los Convenios Colectivos tengan incluidas cláusulas que garanticen:
- LA IGUALDAD DE GÉNERO,
- PROTECCION A LA MATERNIDAD,
- VICTIMAS DE VIOLENCIA,
- RESPETO A LA DIVERSIDAD,
- CORRESPONSABILIDAD EN LOS CUIDADOS FAMILIARES.
Valoramos como un gran logro la aprobación de la ley DE VIOLENCIA INTEGRAL a fines de 2017, aunque tenemos claro que si no se destinan recursos humanos y financieros todo el esfuerzo quedara limitado a buenas intenciones.
Este año nos plantea un gran desafío como trabajadores, en el mes de mayo tendremos nuestro XIII congreso, en el mismo plantearemos como secretaria de Género, Equidad y Diversidad la imperiosa necesidad de discutir la participación de las compañeras mujeres en los diferentes cargos de dirección, sabemos que es un tema sensible para todos, pero no por ello rehuiremos a la franca discusión.
No podemos negar el gran trabajo llevado por nuestros compañeros a lo largo de estos 51 gloriosos años de unidad sindical, pero si, debemos reconocer que nuestras compañeras mujeres han crecido en número y en compromiso dentro de nuestras filas y no son reconocidas como tal.
Debemos redoblar nuestros esfuerzos para que se refleje la participación de las mujeres en el PITCNT, ejemplo mundial de lo que es la unidad sindical.
Entendemos como mecanismo de tránsito para lograr nuestro objetivo, la aplicación de la cuota como ya está aprobada en nuestros últimos tres congresos, es hora de hacerla efectiva.
Tenemos la confianza absoluta que cada una de las organizaciones que conforman nuestro PITCNT, cumplirán con las resoluciones adoptadas en los congresos anteriores.
Es nuestra responsabilidad sensibilizar y educar sobre el derecho a la vida, la diversidad, el respeto por el otro.
Son trabajadoras las que mueren y son trabajadores los que matan.
No, habrá justicia social en tanto no se alcance la igualdad de oportunidades de ingreso al trabajo, la eliminación de la brecha salarial y la no discriminación.
Nuevamente las políticas neoliberales instaladas en algunos gobiernos de nuestra América no permiten una justa distribución de la riqueza, aumentando aún más la brecha entre ricos y pobres.
Las mujeres, los niños y los adultos mayores son el sector de la población más vulnerable, son los que más sufren los recortes de las políticas sociales.
El patriarcado no es más que una expresión de poder del hombre sobre la mujer, históricamente la ha relegado a su rol de madre, ama de casa y cuidadora, manteniéndola fuera de la esfera social y política, como forma de subordinación.
Es hora que reconozcamos que todos y todas somos responsables de este flagelo.
Es tiempo que asumamos que para profundizar la democracia y defender nuestras instituciones democráticas, esto tiene que cambiar en forma radical.
Reclamamos la integración de las trabajadoras en los espacios de decisión. Reivindicamos que el movimiento sindical tenga como objetivo incluir la perspectiva de género y diversidad como profundización nuestra democracia. Garantizar la erradicación del trabajo precario, ilegal, sin protección de la seguridad social. Garantizar la salud de las mujeres, respetando el derecho a decidir.
Por esto hacemos nuestra la consigna
Las mujeres deciden, la sociedad respeta y el estado garantiza. Tomar la situación de las migraciones, en particular las vividas por las mujeres en la búsqueda de soluciones reales y concretas. Las condiciones de pobreza también actúan como expulsores de nuestros países en que las personas se ven cada vez más “forzados a emigrar”.
Reclamamos se adopten políticas para la libre circulación en la región, bajo los principios de libertad e igualdad de trato, en el que se cumpla lo expresado en el Protocolo Socio laboral.
Exigimos una pronta aprobación de la Ley Integral para personas transexuales debido al perjuicio y discriminación laboral que sufren en este sistema capitalista patriarcal.
Por qué seguiremos luchando por una sociedad sin explotados y explotadas ni explotadores, vaya nuestro reconocimiento a todas las mujerestrabajadoras que somos el 50 % de la fuerza productiva de nuestro país y luchamos día tras día por una sociedad más justa e igualitaria.
Así mismo saludamos a todas aquellas mujeres que día a día realizan trabajo no remunerado, que si tiene precio de mercado pero no es reconocido.
En el 2006 el PEPE D ÉLIA nos decía
“No hay que retroceder, hoy más que nunca nuestra clase trabajadora está atada a la lucha de clases, tenemos que tener a la clase unida y en movimiento por la libertad. A la vanguardia de la humanidad por los cambios sociales.”
SOMOS MUJERES, SOMOS TRABAJADORAS, LUCHANDO POR LA IGUALDAD.
VIVA LA CLASE TRABAJADORA, VIVA EL PIT-CNT